Servicios

Alta Complejidad

Resonancia Magnética Nuclear


Procedimiento:

El paciente se acuesta sobre una camilla angosta que se desliza dentro dentro de un cubo (el aparato tiene una forma cúbica) mientras dura el estudio.

Al realizar el estudio se colocan pequeños dispositivos alrededor del área a estudiar. Estos dispositivos son espiras especiales para el cuerpo que envían y reciben los pulsos de las ondas de radio y están diseñadas para mejorar la calidad de las imágenes.

Si se va a administrar un medio de contraste, al paciente se le coloca una sonda intravenosa, usualmente en una pequeña vena de la mano o del antebrazo. Desde un cuarto adyacente, un técnico opera la máquina y observa al paciente durante todo el procedimiento.

Preparación:

Por lo general, no se necesitan exámenes preparatorios, dietas ni medicamentos. Dependiendo del área que se vaya a evaluar, es posible que el paciente deba ayunar durante un período de 4 a 6 horas antes del examen.

Debido a los imanes fuertes que se utilizan en el proceso, en el área no se permite tener ciertos objetos metálicos:

• Las joyas, relojes, tarjetas de crédito y ayudas auditivas pueden dañarse

• Los prendedores, ganchos para el cabello, cremalleras metálicas u otros artículos metálicos similares pueden distorsionar las imágenes

• Las prótesis dentales removibles se deben retirar justo antes del examen

• Los lapiceros, navajas y anteojos se pueden convertir en proyectiles peligrosos cuando se activa el imán, por lo tanto el paciente no debe llevarlas consigo al entrar al área del escáner.

Debido a que los fuertes campos magnéticos pueden desplazar o interrumpir la acción de objetos metálicos implantados, a las personas que tienen marcapasos cardíacos no se les puede realizar un rastreo y no deben entrar al área donde se realizan las IRM.

Las IRM tampoco deben realizarse a personas que poseen en sus cuerpos objetos metálicos tales como:

• Implantes en el oído interno (cocleares)

• Broches para aneurisma cerebral

• Válvulas cardíacas artificiales

• Stents vasculares viejos

• Articulaciones artificiales recientes 


Riesgos:

Hasta el momento no hubo reportes documentados de efectos secundarios significativos en el cuerpo humano.

Se utiliza gadolinio intravenoso. Este es muy seguro y las reacciones alérgicas son muy poco frecuentes.