Servicios

Servicio Convencional

Radiología




Procedimiento:

La persona debe acostarse sobre la mesa de rayos X para tomar las imágenes, reposicionando el hueso desde diferentes ángulos. 

Preparación:

La persona debe informar al médico si está embarazada e igualmente es necesario quitarse todo tipo de joyas durante el procedimiento. 

Riesgos:

Durante una sola radiografía, una pequeña fracción de los rayos X atraviesa el cuerpo y los fotones restantes son absorbidos por tejidos corporales. La energía de los fotones absorbidos puede eliminar o separar compuestos que pueden ocasionar daño celular.

La mayor parte de este daño celular se repara pronto. La mayoría de los expertos opinan que este riesgo es bajo en comparación con los beneficios de la información que se obtiene de un proceso de imágenes adecuado.

Los rayos X se monitorean y se regulan, de manera que la exposición a la radiación que se necesita para producir la imagen sea mínima.

Los niños pequeños y el feto de una mujer embarazada son los más sensibles a los riesgos que genera la exposición a los rayos X. Por esta razón, las mujeres deben informar al médico si creen estar embarazadas.



Radiología Contrastada:

Definición:

Una técnica que aprovecha la opacidad de determinados elementos ante los rayos X para visualizar el interior de órganos huecos.

Procedimiento:

Se administra el contraste y después se realizan las radiografías oportunas. El método de administración del contraste varía según el estudio a realizar. Puede ingerirse, aplicarse por vía endovenosa o por enema.

Preparación:

Según sea el método de administración del contraste, debe seguirse una dieta baja en residuos, en general no suele ser necesaria una preparación previa.

Riesgos:

La irradiación que resulta de este estudio es superior a la producida por una placa sencilla, al multiplicarse las exposiciones para aprovechar el empleo de contraste. Se recomienda que las embarazadas se abstengan de realizarse estas exploraciones.